enero 25, 2023

Cuando decir que No es tu peor Error: Blockbuster vs Netflix

De la cadena más grande de alquileres de videos del mundo a su extinción, Blockbuster fue la multinacional de la industria del cine que llegó a contar con 9.094 locales en al menos 14 países diferentes entre los que estaban España, Japón, Canadá y muchos latinoamericanos. Así, esta empresa conquistó lo que en los 80’ parecía casi imposible: la globalización y sus millones de clientes. La dinámica del negocio era sencilla, pero rentable: se alquilaban VHS (películas) de buena calidad y se cobraba una penalización en caso de demora de su devolución. De hecho, era esto último lo que generaba más ganancia.

Caso de Estudio - Netflix vs Blockbuster 04

Netflix nace años más tarde, en 1997, cuando Reed Hastings se demoró en devolver una película y le cobraron 40 dólares por el retraso. Indignado, emprendió en un mercado hasta entonces poco explorado: comenzó rentando DVD a través de internet y enviándolos por correo postal, no sólo que el formato hasta ese momento era poco masificado limitando la posible clientela, sino que además el costo del alquiler era de tan sólo 4 dólares y 2 de recargo por demora. Netflix se animó a innovar, creyó en la tecnología y fue práctico al dejar de lado los VHS ya que eran difíciles de enviar, sin embargo esto le abrió el camino hacia el futuro. Con el tiempo tanto internet como los DVDs se hicieron cotidianos y la plataforma empezó a trabajar a través de la suscripción, brindando a los compradores la posibilidad de tener hasta cuatro películas juntas y erradicando toda penalidad por devolverlo fuera de la fecha. Esa fue la base para que, en muy poco tiempo, terminara abriendo la plataforma de manera ilimitada para acceder a todas las películas y series.

Fue en el año 2000 que el fundador de Netflix se intentó asociar con el único que podría serle de competencia: Blockbuster. Hastings se acercó a John Antioco, CEO de la empresa de videos, con el fin de abrirle el panorama. Le propuso sumarse a la renta de videos no presencial apoyado en la imagen de Blockbuster y sus tiendas o también, la posibilidad de comprar la pequeña compañía, todavía deficitaria, por apenas 50 millones de dólares. Sin embargo, a Blockbuster no le tentó el negocio.

Para la entonces multinacional, los de Netflix no estaban comprendiendo la esencia del mercado al eliminar las dos fuentes de ingreso principales: el pago por película y la penalidad. Sin embargo, el avance tecnológico se comió a un Blockbuster que no pudo adaptarse a la modernidad y entonces la que era la compañía más importante del alquiler de cine cayó para darle lugar a la revolución Netflix.

En el año 2013 Blockbuster se vio obligado a declarase en banca rota quedándose con sólo 300 tiendas en EEUU que no llegaron ni al 2020, mientras que Netflix ya tenía un streaming que había comenzado con apenas 100 mil títulos y que actualmente ahora factura más de 2600 millones de dólares anuales además de ya tener una productora cinematográfico propia donde realiza contenidos audiovisuales de valor y alto impacto como fue House of Cards o actualmente Stranger Things con quien consiguió récores mundiales logrando que la plataforma fuese irremplazable en comparación a otras que no poseen su material.

Caso de Estudio - Netflix vs Blockbuster 03

Actualmente, Netflix no sólo se volvió el gigante de acero que logró vencer a Blockbuster, sino que además se convirtió en una amenaza hasta para la televisión tradicional que cada día pierde más espectadores y se encuentra en miras a desaparecer si no logra adaptarse a esta nueva era. Una historia, dos caminos y una estrategia que marcaron a grandes compañías.

Toda empresa debe elegir constantemente si se anima a innovar en lo que está surgiendo, quizás lo que aún no está ni en tendencia, creer incluso que es capaz de hacer algo nuevo y exitoso, o permanecer en el camino ya escrito, en lo conocido y establecido. Cuando estés liderando tu propia empresa, cuando seas parte de juntas directivas o te estés abriendo paso en el mundo del negocio, pregúntate si quieres ser de los que luchan por mantener el modelo que queda cómodo a la empresa sin cuestionarse porque es lo que funciona o si anhelas poner al cliente como eje central del negocio, si te vas a aferrar a lo seguro o vas a poner los ojos en el futuro.

 

Suscribete al Newsletter

Nuestra tarea es ayudarte a potenciar tu futuro.

    Leave A Comment